Pie de maracuyá y merengue suizo tostado

3 horas

Para 6 personas.

No sé como explicar la ilusión que siento de poder compartir esta receta, y ser inspiración y protagonista en vuestras cocinas. Quiero comenzar con una que me representa y me hace alucinar, vengo de un clima absolutamente tropical, donde los sabores cítricos y refrescantes, son imprescindibles para alegrar nuestros días, y este pie de maracuyá es magnífico para recrear los sabores que me identifican.


Esta es sin duda la receta perfecta para los que amamos la maracuyá, además de ser una excusa ideal para atreverse en la cocina, tengas experiencia o no, éste es super fácil de hacer y su resultado te hará triunfar; correrás cero riesgo de quedar mal con tus invitados ya que el resultado te lo garantizo. Este pie de maracuyá tiene el equilibrio perfecto, su relleno es ácido sin llegar a ser amargo, y dulce sin ser empalagoso, la textura crocante de la base y el topping perfecto de merengue suizo tostado te harán amarlo locamente como a mí.
 
Si tienes ganas y elementos básicos como un par de cuencos, un molde para horno, y una batidora en tu cocina a qué esperas para ponerte manos a la masa y disfrutar de este rico postre tropical.

20210313_112729.jpg

Ingredientes

Para la base:

  • 200 g de galletas tipo maría trituradas

  • 140 g de mantequilla sin sal derretida

Para el relleno:

  • 600 g leche condensada

  • 150 g nata para montar

  • 50 g queso crema

  • 200 g pulpa de maracuyá

  • 4 yemas de huevo

 

Para el merengue:

  • 4 claras de huevo

  • 200 g de azúcar

  • 1 pizca de sal

  • Gotitas de limón

Elaboración

Para empezar precalentaremos el horno a 170 °C. No olvides tener todos los ingredientes y utensilios necesarios a la mano.

Para la base:

Comenzaremos con la base de galletas, mezclamos las galletas trituradas junto con la mantequilla derretida hasta incorporarlas y que nos quede una masa homogénea. Luego extendemos la masa sobre un molde de pie (puede hacerse en cualquier molde para horno, inclusive de vidrio o de silicona) previamente engrasado. Podemos ayudarnos con el fondo de un vaso para asegurarnos de que quede compacto y perfecto (yo utilicé un molde de 15 cm).


Llevamos la base al horno precalentado durante 15 minutos y dejamos enfriar (no apagamos el horno).

1/3

Para el relleno:

Para el relleno, batimos las yemas de huevo hasta que estén bien incorporadas, luego agregamos la leche condensada, el queso crema y la nata para montar y batimos a velocidad media por 2 minutos. Cuando lo tengamos todo incorporado sin ningún tipo de grumos, agregamos el zumo de maracuyá y seguimos batiendo a velocidad baja hasta tener una mezcla homogénea (este procedimiento puede hacerse fácilmente con un batidor de varillas manual).


Volcamos la mezcla de maracuyá sobre el molde donde tenemos la base de galletas que debe estar previamente frío, y llevamos al horno de 15 a 20 minutos (cuando esté listo debe tener una textura gelatinosa, hay que tener cuidado de no pasarse de cocción ya que esto alteraría la textura de nuestro pie).

20210312_232645.jpg

Para el merengue:

Comenzamos mezclando el azúcar y las claras en una fuente apta para baño de María, llevamos al fuego removiendo constantemente hasta que la mezcla alcance una temperatura entre 50 – 55 °C (Si no se tiene un termómetro este punto se alcanza cuando el azúcar esté completamente disuelta).

Batimos la mezcla de huevo y azúcar a velocidad media/alta e incorporamos la pizca de sal y las gotas de limón, esto nos ayudará a conseguir un merengue más firme (en este caso sí sería importante tener una batidora eléctrica). Batimos hasta que se vea brillante, sedoso y al levantar las varillas de la batidora se hagan picos firmes que se mantienen sin caerse.

Para realizar el merengue es importante que todos los elementos que intervienen estén completamente secos y limpios, si no será muy difícil conseguir montar las claras.

Armamos una manga pastelera con una boquilla, (yo en este caso voy a utilizar una boquilla redonda de 16 mm de Artipas y una manga desechable de la misma marca), y la llenamos con el merengue, podemos ayudarnos de un vaso y una espátula para hacer un trabajo más limpio. Decoramos la superficie del pie a nuestro gusto, según la decoración que queramos conseguir. Luego con un soplete de cocina tostamos ligeramente la superficie del merengue (también se puede llevar el pie al horno en modo de gratinar durante 5 minutos), y llevamos a la nevera mínimo 2 horas antes de desmoldar. Y como elemento sorpresa yo agregue fideos de colores y cubos de gelatina cítricos de Artipas que combinan a la perfección.

1/2

Consejos

Como puedes ver es una receta bastante fácil de hacer y muy versátil, sirve para postre de cualquier celebración o hasta de merienda, incluso puedes hacerlo en porciones individuales para una mesa dulce, solo te advierto que si eres de los míos amaras su sabor y querrás tener esta delicia siempre en tu nevera.

20210311_192239.jpg

Karla Veronica

Mi nombre es Karla Manuel y me atrae el mundo de la cocina en general, pero destaca más en mí la pasión por los postres y las tartas de cumpleaños, me encantaría saber tu experiencia si haces esta receta y si tienes alguna duda también estoy para ayudarte. 

  • Instagram